REPORTAJE DE NUESTRA EMPRESA EN LA PRENSA

​Quesos García Filloy logra tres premios en el prestigioso concurso internacional Grate Taste Awards

La fábrica de La Fregeneda, que hace gala de la Salamanca más rural, ha logrado una estrella en la categoría de quesos de oveja para sus quesos de Oveja Viejo, de Oveja Curado y de Oveja Añejo. Repite la misma cantidad de premios que en la edición anterior, confirmando así la calidad internacional de sus productos

Quesos García Filloy sigue consagrándose como una de las empresas líder en su sector. Y es que la fábrica, con sede en La Fregeneda, ha salido triunfante del prestigioso concurso internacional Grate Taste Awards 2020, evento que se celebró en Londres y donde tres quesos de García Filloy lograron un reconocimiento.

Lo hicieron entre los más de 12.000 productos que participaban en dicho concurso. En concreto, los tres galardones que obtuvo Quesos García Filloy fueron gracias a su Queso de Oveja Viejo, al Queso de Oveja Curado y al Queso de Oveja Añejo. Los tres lograron una estrella, siendo además los únicos quesos de oveja de toda Castilla y León que fueron premiados.

Ángel García Filloy, uno de los responsables de la empresa, se ha mostrado muy satisfecho por el reconocimiento a sus quesos. Un reconocimiento que, eso sí, no es para nada nuevo, ya que en la edición del Grate Taste Awards 2019, tres de sus quesos ya fueron premiados. A ello hay que unirle las dos platas logradas en 2018 en el también prestigioso World Cheese Awards de Noruega.

Los Great Taste Awards están considerados como los ‘Oscar’ del mundo de la gastronomía. Un premio similar a las Estrellas Michelín y que para Quesos García Filloy es algo único, puesto que es “un premio mundial que no te dan en cualquier sitio”. De hecho, en esta edición de 2020 han sido 500 jueces los que han valorado 12.777 productos.

Estos jueces dieron incluso una puntuación mayor a Quesos García Filloy que el pasado año, lo que supone otro motivo de orgullo para esta empresa que, con origen en un pequeño pueblo de Salamanca, logra llegar a todas las partes manteniendo la tradición, la artesanía y la calidad en el producto.

Una empresa que lleva la Salamanca rural por bandera

Quesos García Filloy busca siempre alcanzar la máxima calidad en los productos. Pero lo hace desarrollando nuevas líneas de trabajo y siempre desde su base de La Fregeneda. Así, cada vez son más productos los que integran su catálogo, y el galardonado queso de oveja está acompañado por el queso de cabra, el queso de tres leches o el requesón, cada vez más demandado por su alto contenido proteico.

Las reacciones de los clientes siempre son satisfactorias, y muchos de ellos valoran especialmente la gran mejora tecnológica de Quesos García Filloy, siendo esta una de las más desarrolladas de la industria.

Otro de los aspectos más valorados de Quesos García Filloy es su trabajo con productos de la zona de La Fregeneda. Una filosofía que vienen desarrollando desde sus inicios y que, lejos de variar, quieren potenciar más si es posible, porque como señala Ángel García Filloy, “es nuestra zona y queremos defenderla”. Además, el trabajar con productos directos desde el origen genera un presente y un futuro para parte de la Salamanca rural, de esa ‘España vaciada’ por la que hoy en día es tan importante apostar.

La idea de Quesos García Filloy es seguir potenciando ese vínculo con los ganaderos de la zona, porque como resaltan, son “la base principal de nuestra industria”. Así, el futuro de esta empresa salmantina supone el futuro de los productores de la zona, que tienen la puerta de la fábrica de La Fregeneda siempre abierta.

Así, desde la empresa salmantina se ha iniciado una campaña para fomentar que los ganaderos locales trabajen con ellos. “Sabemos que la situación es complicada, pero queremos que la cadena continúe y que la gente se mantenga en el campo, porque cada vez es menos la gente que permanece”, indican.

Pero el objetivo de Quesos García Filloy no es sólo trabajar con ganaderos de la zona, sino también tener una mayor presencia en el mercado salmantino. Tanto en grandes superficies como en pequeños comercios así como en la industria gastronómica y hostelera de la ciudad. Por ello mismo, pide a los responsables de este tercer sector que apuesten más por un producto local, de la zona de Salamanca, que ha demostrado tener tanta calidad o más que algunos importados de fuera.

Y es que si se potencia la industria de la ‘España vaciada’, como puede ser Quesos García Filloy, se garantiza un futuro para los pueblos y para los habitantes de los mismos. “Si alguien mañana decide abrir una explotación ganadera en la zona, nosotros le ayudaremos, le apoyaremos y estaremos a su lado comprando la leche”, resaltan.

Captura1

Porque, como recuerdan, “esto es una cadena. Si nosotros funcionamos, la gente de nuestro lado se favorecerá. Los ganaderos, nuestros empleados…”. Por eso, creen que es bueno que los negocios salmantinos apuesten por productos de dentro de la propia Salamanca.

Además, Ángel García Filloy hace un último llamamiento: una mayor y mejor ayuda de las Administraciones, ya sea mediante ayudas o subvenciones al desarrollo o mediante un sistema de beneficios fiscales por trabajar con productores de la zona.

Aumento de las ventas tras el confinamiento

Tras el confinamiento, Quesos García Filloy ha notado un incremento de sus ventas en todo tipo de productos. “Estamos un poquito al alza”, comenta Ángel García Filloy, indicando que especialmente están notando ese aumento en el requesón y en el queso de tres leches.

Pero su producto estrella y el más tradicional de la fábrica es el queso de oveja García Filloy. De hecho, es su origen y esencia. Está disponible en semicurado, curado, viejo y añejo, variando su tiempo de curación desde los aproximadamente dos meses del semicurado hasta los más de nueve meses que obligatoriamente debe tener el añejo.

Sin comentarios

Añadir un comentario

Suscribirse